Los dientes supernumerarios son “dientes extras”.

Genéticamente, son 32 los dientes que deben erupcionar, en una dentición permanente, y 20, en la dentición temporal. Pero a veces se forman más dientes (supernumerarios), los cuales generan problemas en los demás.

Estos dientes “extras” pueden erupcionar o quedarse dentro del hueso, entre las raíces de los otros dientes, moviéndolos de su posición natural (foto 1), o desplazar de posición a los dientes que están a sus lados, ya que obstruyen su erupción ocupando sus espacios (Foto 2).

Los dientes supernumerarios pueden tener diferentes formas, desde amorfos, en forma de clavija, hasta una copia casi idéntica del diente que se encuentra a la par. Esto impide que puedan ser detectados y se logra hasta que la persona visita a un dentista.

El tratamiento para este tipo de problema es la extracción, después la colocación de ortodoncia, con el fin de alinear y dejar una mordida funcional.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *