Son muchos los avances tecnológicos en la ortodoncia actual y en el caso de los brackets, el autoligado está marcando una evolución importante.
Los dientes se mueven gracias al alambre que pasa a través de los brackets y está sostenido en uno de ellos (en un bracket) para hacer fuerza y así mover los dientes. En los brackets tradicionales se sostiene por ligaduras elásticas o hulitos que generalmente se ponen de colores.

La ventaja de los brackets de autoligado es que tienen un sistema que por medio de una tapita o puertecita permite cierta rigidez y mantiene más activo el alambre, es decir, no se necesitan hulitos para sostener el alambre. Esto obliga a que las citas sean más rápidas, los movimientos dentales y tratamientos reducen su tiempo de duración, debido a que no causan fricción o roce sobre el alambre y permite que el 100% del tiempo el alambre trabaje con fuerzas más ligeras. Por tanto, las citas pueden programarse no cada mes, sino que cada dos meses y medio.

Mis tratamientos de ortodocia cosmética, es decir brackets, los utilizo con autoligado cuando el paciente los desea del color de sus dientes (foto 1 ). También trabajo con brackets metálicos de autoligado (foto 2).

No lo pienses más y mejora tu sonrisa con gracias a la tecnología y a los brackets de autoligado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *